martes, 23 de mayo de 2017

Palabras

¿Qué pasa cuando las palabras no fluyen? cuando las emociones se atragantan en el cerebro y no encuentran por donde salir, cuando un lápiz entre tus dedos y una hoja de papel frente a ti, ya no te provocan las mismas emociones que te provocaban antes, cuando ver una hoja en blanco solo te genera una profunda nostalgia y ya no quieres escribir aquello que se acumula en tu cabeza haciendo presión sobre tus sienes como si fuera a explotar. ¿Qué sucede cuando pasas por tus antiguos espacios, por tus notas y lo único que hallas es polvo, silencio y telarañas? ¿Qué pasó con esos sueños de escribir hasta la muerte y vomitar cada sensación en un mar de letras para desahogar la presión que causan tus sentimientos en tu pecho? ¿Qué pasó con aquella emoción? ¿Qué pasó contigo? ¿Dónde están tus lapices, tus esferos y tus cuadernos? ¿En qué momento cambiaste? ¿En realidad ahora eres mejor persona o ahora solo eres un autómata inexpresivo incapaz de manifestar lo que siente? ¿Qué pasó con aquellas horas que dedicabas a diario solo para leer, releer y corregir un texto?.

La verdadera pregunta que deberías hacerte es ¿Por qué ahora las palabras no fluyen? ¿Realmente es por falta de tiempo? ¿Acaso es por falta de ganas? ¿Dónde está tu inspiración? ¿Dónde la dejaste? Respóndete a ti mismo ¿Quién se la ha llevado y qué hizo con ella?, ya no lees, ya no escribes, ya no escuchas tanta música como antes, ¿Es que acaso te diste cuenta que eres completamente incapaz de tener un equilibrio entre vivir y expresar lo que vives? ¿Eres incapaz de encontrar el equilibrio perfecto entre sentir y escribir lo que sientes? ¿Acaso ya no aspiras a la inmortalidad a través de las letras? ¿O es que acaso ahora crees que escribir solamente es para personas tristes y solitarias?, porque si es así deberías recordar que sigues el mismo de siempre aunque ahora ya no te desencajes esa ridícula sonrisa, porque tu lo sabes, en el fondo lo sabes. Porque lo has pensado, sabes que lo has pensado, sabes como terminaron todos aquellos genios a los que alguna vez admiraste y fueron tu inspiración; aquellos que se dejaron tragar por los mundos imaginarios que existían en sus cabezas, aquellos que lograron intensificar tanto esos mundos que lograron invitar a otros a que vivieran en ellos, a que soñaran los mismos sueños, a que vivieran las mismas fantasías y tuvieran los mismos miedos. ¿Acaso ahora los desprecias? ¿O es que acaso temes terminar como ellos?, o por el contrario, ¿Es que acaso la tristeza ahora es tan grande que ya ni siquiera tienes las fuerzas para levantar un lápiz de la mesa y escribir? ¿Acaso murió el mundo que vivía en tu mente o cayó en un letargo tan profundo que ahora solo es un espectro apenas latente, incapaz de despertar? ¿Acaso perdiste la poca magia de la que te podías sentir orgulloso?. 

¿Qué pasa amigo? ¿Por qué ahora las palabras no fluyen?


2 comentarios:

  1. Andres algo asi me está pasando a mi , entro en desgana y nada es igual. Quizás haya que ir a que nos miren la cabecita y el cuerpo. Últimamente parece que todo lo que escribo, pinto y hago lo hago a la fuerza. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos pasa que por alguna razón perdemos la inspiración, es difícil de explicar el porque, pero bueno, hay que seguir tratando de escribir cada que podamos.

      Un abrazo María.

      Eliminar